Cómo ahorrar agua en el hogar

como ahorrar agua en el hogar

Para algunas familias, llegar a final de mes con las cuentas y el presupuesto en ‘verde’ muchas veces es una verdadera ‘cuadratura del círculo. En este sentido, una de las partidas en las viviendas que más contribuye a disparar los gastos es la factura del agua. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (http://www.ine.es/ ) el consumo de agua en los hogares españoles se sitúa en unos 137 litros diarios. Si consideramos que el coste del metro cúbico de agua es, según los últimos datos, de alrededor de 1,7 euros podemos hacernos una idea de lo que nuestro bolsillo ‘sufre’ cada vez que abrimos el grifo o ponemos la lavadora. Según la Fundación Aquae, el consumo de agua en una casa estándar se distribuye de la siguiente manera.

distribucion consumo agua hogar

fuente: www.fundacionaquae.org

Hoy te proponemos una serie de consejos para ahorrar agua en casa, tanto si vas a hacer reformas en tu vivienda como si, simplemente, quieres hacerte con equipos más eficientes. En concreto, nos vamos a detener en las diferentes opciones de ahorro de agua en lo que respecta a las griferías.

Griferías para el hogar

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios se considera que un grifo derrocha agua si éste gasta más de 8 litros por minuto. En general, la OCU recomienda tres tipos generales de grifería a la hora de reducir el caudal:

  • Aireadores: estos dispositivos introducen aire en el torrente de agua y, por tanto, reducen la cantidad de líquido.
  • Perlizadores: de efectos similares a los anteriores dispositivos.
  • Reductores de caudal: que limitan la presión y hacen que salga una menor cantidad de agua de los dispositivos donde se instala.

Los expertos estiman que, usándose correctamente (sustituyendo filtros, comprobando el tipo de rosca instalado en el grifo…), este tipo de dispositivos favorecen reducciones del consumo superiores al 70%. Una reforma en la vivienda puede ser un buen momento para cambiar los equipos obsoletos por unos más avanzados tecnológicamente y eficientes.

ahorrando agua en el hogar

Los grifos monomando son una buena opción de ahorro de agua, siempre y cuando incorporen dispositivos de accionamiento en dos fases y apertura en frío (nota: normalmente, solemos dejar este tipo de grifos en la posición central, lo que hace que, al accionarlos, se mezcle agua fría y caliente). Del mismo modo, para duchas y baños son una buena opción los denominados grifos termostáticos, que determinan la temperatura que se desea para el agua y, al suprimir el periodo de ajuste de la temperatura del agua, posibilitan un mayor ahorro.

En las próximas entregas de nuestro blog te ofreceremos otros consejos para ahorrar agua mediante diferentes dispositivos y hábitos de uso diario.

Valora esta página

Deja un comentario