Consejos para insonorizar una vivienda

casa sin aislamiento acústico

Contar con una casa insonorizada es una ventaja que nos permitirá olvidarnos de los ruidos, tanto del exterior como de los propios vecinos y, así, tener la comodidad y tranquilidad que todos buscamos para nuestro hogar.

Lo mismo que utilizamos otros elementos de la casa como, por ejemplo, las persianas, para que no nos entre luz cuando vamos a dormir… ¿por qué no poder adaptar nuestra casa para que cuente con un buen nivel de aislamiento acústico?

La contaminación acústica puede convertirse en toda una molestia cuando lo que se busca es un hogar tranquilo, pudiendo ser no solo molesta sino perjudicial para la salud, razón por la cual debemos sopesar la oportunidad de insonorizar nuestro hogar y evitar así cualquier clase de problema.

Consejos para insonorizar una vivienda

Lo primero que debemos tener en cuenta es si queremos insonorizar una sola estancia, bien sea porque la utilizamos para trabajar o incluso para descansar, o si queremos insonorizar toda la casa.

Cuando hayamos decidido, es muy importante saber con qué clase de materiales vamos a trabajar dado que cada material de insonorización cuenta con sus propias características, pudiendo ser espuma de alta densidad, fibras vegetales, películas plásticas de aluminio, etc.

No todo el mundo conoce las características de cada material, por lo que antes de decantarnos por uno debemos tener muy claro cuál es la que mejor se adapta a nuestro requerimiento. En este caso podemos consultar con un profesional para que nos asesore sobre cuál puede ser la mejor solución para nuestro caso.

Si las ventanas ya cuentan con doble acristalamiento será algo por lo que ya no tengamos que preocuparnos, por lo que podremos centrarnos en las paredes suelo y techo. En caso del techo podemos colocar un falso techo, lo que implica que éste hará la casa un poco más baja, pero entre el falso techo y el real se puede colocar un absorbente especial para insonorizar correctamente.

Lo mismo sucede con las paredes, se puede colocar un absorbente y revestir la pared de cartón y yeso por ejemplo. En caso de los suelos, lo más recomendable es utilizar amortiguadores, aislante antivibratorio y después varias planchas de madera prensada. Finalmente colocaremos la clase de suelo que queramos: suelo vinílico, tarima flotante, parquet, etc.

Para finalizar, os queremos recordar que antes de iniciar cualquier obra, es vital hacer una medición acústica para saber con qué materiales trabajar a posteriori, porque no es lo mismo vivir al lado de una estación de transporte que en una zona de movida nocturna o una calle comercial, cada lugar requiere de soluciones diferentes.

Si necesitas presupuestar una obra de cara a insonorizar tu piso o parte de tu vivienda, ponte en contacto con nuestro equipo.

Valora esta página

Posted in:

Deja un comentario