Decora tu casa al estilo Art Decó

decoracion art deco

El estilo Art Decó es una de las tendencias más al alza en cuanto a decoración se refiere y aunque no sea precisamente algo nuevo, son cada vez más los hogares que adoptan esta tendencia de la que se puede sacar mucho partido y dar un cambio radical al aspecto de cualquier estancia de nuestro hogar.

Una de las ventajas que tiene decorar con este estilo es que no solo un salón o una habitación pueden disfrutar de este cambio sino que toda la casa, incluidas las zonas húmedas como son el baño y la cocina, también pueden disfrutar de unas cuantas pinceladas Art Decó. La elección de los colores, muebles, accesorios y demás complementos son algo esencial en esta clase de decoración. El Art Decó es, en muchos casos, elegancia, comodidad, modernidad y mucha variedad, dado que pueden combinarse diferentes elementos, texturas y materiales para conseguir una buena decoración.

Aspectos a tener en cuenta en la decoración Art Decó

Los colores son uno de los grandes pilares de este estilo y hay que decir que no vale cualquiera; la gama cromática del Art Decó es bastante limitada pero no quita que se puedan encontrar combinaciones verdaderamente originales que cambien en un abrir y cerrar de ojo el aspecto de nuestro salón, por ejemplo.

Una combinación que está teniendo un gran éxito es la del negro y el dorado, aunque siendo sinceros, no todas las casas pueden tener esa combinación, especialmente aquellas que son interiores, porque parecería muy lúgubre, siendo mucho mejor para casas muy iluminadas.
No pueden faltar colores como el blanco, verde, gris, rojo, burdeos y también el azul pálido, siempre buscando combinaciones, tanto de colores como incluso papel pintado, pudiendo empapelar hasta media altura y después pintar. También se puede jugar con paredes de una misma estancia de diferente color y papel, buscando bonitas combinaciones.

En cuanto a los muebles, hay que decir que el mercado nos ofrece infinidad de propuestas diferentes, muchas de ellas con claras reminiscencias vintage, algo que podemos incluso hacer con esos muebles que apenas usamos o que tenemos en el trastero. Un buen lijado, pintura en colores pálidos o buscando la complicidad con otros colores de la estancia y se tendrá un mueble nuevo sin gastar demasiado dinero.

Si se va a cambiar el suelo, lo más recomendable es utilizar esquemas cuadriculados, siempre con la gama cromática que hemos comentado, aunque si hay una combinación reina en este aspecto es el clásico ajedrez de blanco y negro, aunque no es obligado. También podemos optar por una tarima flotante de color oscuro y alfombras para cuando llegue el invierno, especialmente aquellas que sean lisas o cuenten con un bonito brocado. La iluminación juega un papel determinante en una decoración Art Decó y por ello no podemos olvidarnos de las lámparas de techo, sobre todo las conocidas como arañas, las cuales podemos comprar en tiendas especializadas o incluso en algún casa de antigüedades.

Tampoco podemos olvidarnos de las lámparas de mesita o incluso las lámparas de pie, procurando que todas tengan el mismo material, bien hierro forjado o acero y con colores plateados o incluso dorados.

Valora esta página

Posted in:

Deja un comentario