Protege tus muebles de exterior en Otoño

cuidado de los muebles de exteriores

El otoño ya se ha puesto cómodo en nuestras ciudades. Es por eso que hay que ir pensando en tener preparados los muebles de exterior para guardarlos o dejarlos protegidos para la temporada de frío y lluvia.

Normalmente los muebles de exterior suelen estar preparados para permanecer a la intemperie, pero no son eternos y la exposición continuada a los rigores del exterior puede hacer mella en ellos, siempre dependiendo del material en el que estén fabricados. Aunque algunos podrán resistir sin ningún problema las inclemencias del invierno, otros no tanto. Por ello vamos a daros unos cuantos consejos sobre su cuidado.

Madera de teca

Son de los muebles más caros que podemos encontrar para nuestra terraza o jardín pero, a cambio, tienen un precioso color dorado de madera natural, una gran resistencia y durabilidad frente al mal tiempo. A pesar de ello, el continuo contacto con el sol, aire o agua acaba formando una pátina de color grisáceo. Por ello, lo que hay que hacer es limpiar bien todos los muebles y después aplicarles un sellador de teca así como aceite de teca, con lo que además de protegerlo, intensificaremos el tono natural de la madera y nos durará mucho más tiempo.

madera de teca

Acero inoxidable y aluminio

Son dos de los materiales más usados en muebles de exterior, materiales muy resistentes, aunque al acero le puede afectar la corrosión; por eso es de gran importancia limpiarlos en profundidad con agua y un jabón neutro y después tendremos que secarlos bien. Se puede aplicar un protector de acero inoxidable, con lo que aguantará a la perfección prácticamente medio año. Respecto a los muebles de aluminio, no les afecta prácticamente la corrosión, pero sí hay que tener cuidado al limpiarlos y evitar estropajos o productos abrasivos porque se raya con mucha facilidad.

Hierro

El mobiliario de forja de hierro es muy vistoso y elegante, con un precio alto en algunos casos, pero puede llegar a durar muchísimos años. Como era de esperar, son muy sensibles al óxido, especialmente cuando se mojan, por lo que hay que aplicar una pintura antioxidante cada uno o dos años. Si no se van a usar durante finales de otoño y el invierno, lo mejor es limpiarlos bien, secarlos y envolverlos en plástico y/o cartón, para protegerlos de la humedad durante los días más húmedos y fríos.

Fibras vegetales

Hay infinidad de fibras vegetales con las que se fabrican muebles de terraza y de jardín. Éstos deben ser limpiados periódicamente, retirando al polvo con un cepillo suave y, después, pasarles un paño humedecido con agua y un poco de jabón. Secaremos bien y le aplicaremos una capa de barniz de poro abierto para protegerlos.

Fibras sintéticas

Uno de los grandes enemigos de los muebles de exterior fabricados en fibras sintéticas es el sol, exactamente sus radiaciones ultravioleta, capaces de ir poco a poco comiéndoles el color y dejándolos en un tono pálido, como si fueran muy viejos. Esto no ocurre con los muebles de fibras sintéticas actuales, los cuales vienen tratados con un filtro protector UV y solamente tendremos que limpiarlos con agua y jabón.

En Ahoramás te ayudamos en tus proyectos de decoración, así como en tus trabajos de reformas integrales y reparaciones de urgencia. Ponte en contacto con nuestro equipo y explícanos tus necesidades. Te atenderemos de manera personalizada.

Valora esta página

Deja un comentario