Tipos de aislantes térmicos para viviendas

clases de aislantes térmicos para viviendas

A la hora de aislar térmicamente nuestras viviendas tenemos un amplio abanico de oportunidades que se adaptarán a nuestro presupuesto, aunque cada tipo tiene sus propias características. Por ello es importante conocer un poco más sobre las alternativas que hay en el mercado y encontrar aquella que mejor se adapte a lo que realmente necesitamos en nuestro hogar.

Es esencial recordar que, cuanto más se aísla nuestra vivienda, más diferencia de temperatura habrá entre el interior y el exterior de la casa, lo que puede hacer que se cree un efecto conocido como puente térmico, lo que podría generarnos problemas de condensaciones en algunas zonas de la casa. Por ello es importante que, a la hora de elegir un buen aislante térmico para la casa, lo hagamos bajo el asesoramiento de un experto.

Aislamientos térmicos más comunes

  • Poliestireno expandido (EPS) – Es un material sintético, dotado de una gran versatilidad que puede ser manipulado sin tomar medidas de protección. Lo hay de diferentes espesores y densidades, pudiendo adaptarse sin problema a los requerimientos de cualquier vivienda.
  • Poliestireno extruído (XPS) – Es muy parecido al EPS, aunque tiene otras propiedades como, por ejemplo, que puede mojarse, razón por la cual es muy instalado en cubiertas. Está dotado de una gran resistencia mecánica y al igual que con el EPS, podemos encontrarlo de diferentes espesores y densidades.
  • Lana de vidrio – Se trata de un producto de origen natural, mineral y orgánico y está compuesto por infinitos filamentos de vidrio unidos mediante una resina de características ignífugas. Presenta una buena resistencia a la humedad y es muy utilizado a la hora de ofrecer un buen aislamiento térmico.
  • Lana de roca – En este caso se trata de paneles compuestos prácticamente en su totalidad por lana de roca de origen volcánico. Se funde la roca a altas temperaturas y se le aplican aceites impermeables y aglomerantes, lo que hace que el producto pueda ser transformado en mantas, paneles, etc. No es inflamable, pero para su instalación hay que tomar medidas de precaución, protegiendo ojos, sistema respiratorio y piel. Cuenta con excelentes propiedades aislantes térmicas y también acústicas.
  • Espuma de poliuretano (PUR) – Es una espuma rígida y ligera que tiene un buen coeficiente de conductividad térmica. Cuenta con un gran nivel de adherencia en muchas superficies, una muy baja o nula absorción de humedad y es un buen aislante. Se aplica con una pistola a presión, con lo que se consiguen cubrir todos los huecos de una forma rápida y segura.

No podemos olvidarnos de otros aislantes térmicos que, aunque no tienen un uso tan extendido, cumplen correctamente su cometido como el corcho, vidrio celular, cáñamo, algodón, virutas de madera, perlita expandida, celulosa, cáñamo termofijado, paneles de coco, vermiculita, arcilla expandida o manta de lana de oveja entre muchos otros.

Si necesitas ayuda a la hora de proceder a realizar obras de este tipo en tu vivienda, no dudes en solicitar asesoramiento al equipo de Ahoramás.

Valora esta página

Deja un comentario